lunes, 11 de junio de 2007

Vías y medios de tranporte y comunicación

Los países Americanos se estan integrando cada vez más en lo económico y cultural a tráves de las vías de comunicación: carreteras y redes ferroviarias, fluviales, marítimas y aéreas, que sirven para transportar personas y productos, así como para enviar mensajes por tierra, agua y aire, empleando diferentes medios como automóviles, camiones, trenes, barcos y aviones.

Las relaciones comerciales que establecen entre sí las ciudades y los pueblos requieren una red de vías de comunicación. Las industrias necesitan de ellas para recibir las materias primas y distribuir sus mercancías.

En Estados Unidos y Canadá se encuentran las redes carreteras y ferroviarias más extensas de América y las autopistas más anchas del mundo. En América del Sur, las ciudades capitales están unidas por una red de carreteras.

Entre las vías de comunicación fluvial destacan las el río de San Lorenzo y el rio de Mississippi-Missouri, en América del Norte. En América del Sur los que más destacan son el Amazonas, el Orinoco, el Paraguay, el Uruguay y el de la Plata.

Los aviones trasladan en pocas horas pasajeros y mercancías de poco volumen y peso.

Las rutas aereas de América unen las capitales y ciudades importantes de todos los países. México se comunica, por ejemplo, con Nueva York y Los Ángeles. Las rutas aéreas más importantes que se dirigen a América del Sur son las que llevan a Ró de Janeiro y Montevideo y las que unen Bogotá, Quito, Lima, La Paz, Santiago y Buenos Aires.

Medios de comunicación social
La radio y la televisión permiten que una noticia llegue en pocos minutos a cualquier parte del mundo y que mucha gente la conozca al mismo tiempo. Junto con los periódicos y las revistas, forman parte de los medios de comunicación social.

El teléfono, el fax y el telégrafo relacionan en pocos segundos a una persona con otra.
México se relaciona con el resto de América y el mundo por medio de satélites. Es uno de los países latinoamericanos con más teléfonos por habitante.


El medio natural une y separa
Las montañas se consideran una barrera natural que obliga a construir costosas obras de ingeniería, como el túnel ferroviario transandino, que traspasa las cumbres más elevadas de los Andes para unir chile con Argentina, y la vía férrea más elevada del mundo, que va de Lima a Oroya en Perú, a una altura de 4,816 metros sobre el nivel del mar.

En México, el relieve accidentado, los desiertos del Norte y las zonas pantanosas del Sur obligan a invertir grandes cantidades de dinero en la construcción de las vías de comunicación.

En algunos casos, la poca profundidad de las costas del océano Atlántico no permite la entrada de barcos de gran calado, por lo que es necesario dragar permanentemente e fondo marino cercano a la costa.

Lázaro Cárdenas y Mazatlán, en México; San Diego en Estados Unidos y Vancouver en Canadá, también son puertos importantes en las costas del Pacífico.